.

.
BALTASAR: ¡Dios vos salve, señor!; ¿sodes vos estrellero? Decidme la verdad, de vos saberlo quiero. GASPAR: ¿Vedes tal maravilla? Nacida es una estrella. MELCHOR: Nacido es el Criador, que de las gentes es señor. Auto de los Reyes Magos

viernes, 9 de marzo de 2018

Júpiter Retrógrado en Escorpio 2018: Resolviendo Nuestro Propio Misterio

Cuando uno siente que está mirando las cosas de otra manera y eso antes no pasaba...así anuncia el rey de los dioses que se va de vacaciones: cambiando la perspectiva del personal.
El que viva este período con algo de molestia sabe que tiene trabajo que hacer, si es todo lo contrario, es que se va por el buen camino.







 Ayer mismo, día 8 de marzo, el gran Júpiter se colocó retrógrado en el grado 23º de Escorpio. Estará dando marcha atrás hasta el día 10 de julio en el que se pondrá directo en el grado 13º del signo.
Es tiempo de purificación, de purga, la temática de este período tiene mucho que ver con sacar el veneno de dentro y expulsarlo hacia afuera.
Se recorre un camino misterioso, incluso desconocido, cuyo viaje es al centro de nosotros mismos, descubrir nuestro propio misterio. Cuando se termina el trayecto, si se ha hecho bien, la revelación que se alcanza es inimaginable.



Esencia del Tránsito


Cuesta mucho enfrentarse a los miedos propios. Pensamos que nos conocemos y resultamos ser un misterio para nosotros mismos. Reconocer que tenemos un lado oscuro no cuesta nada, porque a muchos les suena a lado criminal, psicópata, tabú o peligroso. Todos tenemos un lado oscuro, y con el retroceso de Júpiter qué menos que aprovechar y darnos un viajecito por esa zona oscura de la psique para ver qué podemos eliminar, arreglar, descubrir y empezar una etapa nueva totalmente renovados.

Al darse en el signo de Escorpio, la intensidad estará a tope, muy heavy. El más fuerte de los signos de agua aporta momentos incómodos pero poderosos, de ahí que si uno ha hecho en este proceso de introspección lo correcto, se sentirá renovado hasta límites insospechados. La purga puede ser tremenda. Normalmente se tienen pensamientos negativos fuertes, intensos, uno se levanta enfadado y no sabe por qué le pasa eso, le cambia totalmente la manera de pensar: el cuerpo y la mente te están pidiendo que cambies tu forma de pensar y de ver las cosas. Lo suyo es estar abierto a nuevas perspectivas y pensar de modo diferente, atreverse con lo nuevo o con aquello contra lo que se tenía prejuicios.



Estrellas Fijas


El planeta magnánimo se ha colocado retro entre dos estrellas fijas de contradictoria influencia:

Unukalhai: tiene fama de provocar accidentes y de ser muy inmoral, con capacidad para el envenenamiento y sus peligros; provoca el rechazo, implica cárcel y exilio. Ptlomeo le atribuye toda suerte de desgracias, "enfermedades crónicas que no son detectadas de las cuales no se sabe el origen, accidentes y operaciones.

Agena: situada en la constelación de Beta Centauri, tiene la influencia de Venus y Júpiter por lo que su naturaleza es muy bondadosa, más bien parece el antídoto de todos los venenos asociados a la primera.


El mensaje de Júpiter está claro: "hay que usar el antídoto para paliar los efectos de todos los venenos que nos metemos en el cuerpo, por extensión, la mente". Que este período estacionario se haya precedido por la luna llena en Virgo-Piscis enfatiza ese mensaje purificador de desintoxicación, acorde con el sacrificio del vicio malo que suele llevar el período de Cuaresma.
En Astrología Júpiter gobierna el hígado y el colon, partes del cuerpo de las que siempre se recomienda hacer limpiezas de toda clase de toxinas.


Aspectos Destacables

Júpiter en sextil a Plutón: buena combinación que incita a la transformación interna de la persona desde dentro. En términos de purificacióm, implica sobre todo aquella de residuos malignos en el alma humana. Negatividad del ambiente que se absorbe, pensamientos dañinos, malos hábitos y conductas no recomendables. Es una posición que indica crecimiento espiritual. Es una oportunidad buenísima para borrar pecados o arrepentirse y corregirlos (muy acorde con la Semana Santa en ciernes), reflexionar, decir adiós a lo malo, se tiene la oportunidad de retomar y reformar la vida.
Si se ha sido crítico, prejuicioso o con tendencia a juzgar a los demás, ahora es el momento de cambiar todo eso, pedir perdón y empezar con otra actitud a mirar la vida.








Normalmente, Júpiter retrógrado implica realizar una introspección en el sentido espiritual para hacer una especie de meditación sobre nosotros mismos. Solemos asociar este planeta con lo extremadamente bueno, suerte, alegría, positividad, pero poco se habla de que todas esas bondades jupiterinas salen de la cualidad positiva que aporta la espiritualidad elevada. Es bastante incorrecto pensar en Júpiter como un dador de cosas materiales (y de ahí las alegrías) cuando lo que otorga son bendiciones espirituales, de conexión con el cielo y la sabiduría.




Júpiter Directo

El 10 de julio Júpiter vuelve a la carga a continuar su camino hacia adelante. Para esta fecha habrá sensación de desequilibrio porque se sale de una época algo confusa para muchos, como si la suerte habitual se hubiera declarado en huelga.
Los aspectos más destacados para este día son:

-Júpiter cuadratura a Mercurio: hay que prestarle mucha atención a lo que se dice y la forma de expresarse porque se comete el error de caer en la pedantería y la arrogancia extremas. Se sobreestiman las habilidades personales.

-Júpiter trígono Neptuno: aporta generosidad y compasión, se adquiere carácter solidario y ganas de ayudar. Es un aspecto que indica gratitud, se sueña despierto, evoca a la magia.




Normalmente se asocia esta posición como la redención. Después de épocas turbulentas, muchas personas con un grado alto de espiritualidad terminan por reconocer sus pecados y acaban por caer rendidos agradecidos ante la gracia divina de la que antes, dudaban o renegaban públicamente pero sabían que algo hay. Suele suceder en creyentes que viven una desgracia y piensan que Dios les ha abandonado pero luego sucede un milagro que les hace volver a creer en lo divino. Más o menos este período de Júpiter en Escorpio funciona de esta manera.
Las personas que son creyentes y aunque vivan palos gordos creen en Dios llueva o truene, de los que saben que Dios para ellos es un total compañero, suelen disfrutar bastante de estos períodos pues rezan más de lo habitual, pasan más tiempo en retiro meditado y rezando, saliendo bastante fortalecidos después.





Suele suceder cuando Júpiter regresa directo que se suele presenciar un milagro sobre una situación que parece no tener remedio, que generalmente hace alusión a algo que ha comenzado cuando el planeta se pone retrógrado.

Entrar en esta fase implica darse un paseo por el infierno personal de cada uno y enfrentarse a los demonios personales para combatirlos, situación que provoca mucho miedo pero cuando la batalla se gana la victoria sabe a gloria bendita. De ahí la incomodidad del tránsito: el tener que vérselas cara a cara con la parte cruda de nuestra existencia.

Una vez superada esta fase, se sale de la oscuridad a la luz habiendo encontrado la esencia verdadera de nosotros mismos, nuestra verdad. Muy acorde con lo que implica el tránsito en general de Júpiter en Escorpio: sacar la verdad escondida a la luz.


Nos vemos en las Estrellas.







5 comentarios :

  1. Como nos afectará dependiendo de la casa dónde esté Escorpio?

    ResponderEliminar
  2. Gracias, a ver si a la vuelta se cumplen tus predicciones...

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  3. Como buena escorpiana te agradezco la información, afortunadamente estoy genial pues las lecciones ya están aprendidas y me siento en paz con mi Dios y con mi universo amado. Namasté
    Gracias, gracias, gracias.

    ResponderEliminar