.

.
BALTASAR: ¡Dios vos salve, señor!; ¿sodes vos estrellero? Decidme la verdad, de vos saberlo quiero. GASPAR: ¿Vedes tal maravilla? Nacida es una estrella. MELCHOR: Nacido es el Criador, que de las gentes es señor. Auto de los Reyes Magos

sábado, 10 de diciembre de 2016

La carta natal de Italia



La Italia contemporánea nació como estado moderno con su unificación en 1871. El Reino de Italia fue proclamado por el parlamento reunido en Turín, por entonces su capital de facto, el 17 de marzo de 1861. El 20 de septiembre de 1870 las tropas italianas tomaron Roma, último reducto que quedaba del estado pontificio, tras una resistencia poco más que simbólica (“solo” hubo 68 muertos, de los que 49 italianos y 19 pontificios), quedando el Papa Pío IX por voluntad propia en la situación de “prisionero en el Vaticano”, ya que no aceptaba la supresión del poder temporal de la Iglesia. El 1 de julio de 1871 se trasladó a Roma desde Florencia (la siguiente capital de facto) el gobierno del reino, y el propio rey Vittorio Emmanuelle II de Saboya, desafiando la bula de excomunión emitida por el Papa en contra suya si se atrevía a dar ese paso, entró triunfalmente en Roma al día siguiente 2 de julio a las 12.30 del mediodía. La fecha de 17 de marzo de 1861 es la que tiene valor jurídico, pero el valor simbólico evidentemente es para el 2 de julio de 1871. La unificación de Italia no podía estar completa más que si era liquidado el poder temporal del Papa, no solo de iure y de facto, sino también simbólicamente.  



El nuevo estado nace con vocación imperial. De hecho su iconografía y su retórica (lo que se da en llamar el Risorgimento) exaltan las glorias del antiguo imperio romano. La casa 9 (el extranjero) con cúspide en Géminis está llena de planetas, con el Sol en conjunción con Júpiter en orbe de conjunción con el Medio Cielo en Cáncer (signo que rige el Africa), pero con su regente Mercurio recibiendo la oposición de Saturno, y Lilith cercana a su cúspide, lo que auguraba futuros desastres.

De las azarosas vicisitudes por las que tuvo que pasar la nación hasta que se pudo constituir, y de su turbulenta historia posterior, es señal Urano en la casa 10 y esa T formada por El Sol y Júpiter en Cáncer, Saturno y la Luna en Capricornio, y Marte en Libra; que sería una cruz cósmica si incluyéramos a Quirón en Aries. 
El año 1871 la estrella Sirius, de naturaleza jupiteriana, de tanto valor para los antiguos egipcios y tan importante en la simbología masónica (está también bastante destacada en la carta natal de los USA), estaba sobre 12º Cáncer, en orbe de conjunción con el Sol natal en 10º Cáncer. Ambos, el Sol y Sirius, están así mismo en orbe con el Medio Cielo en 16º Cáncer. Parece por tanto que el rey Vittorio Emmanuelle de Saboya, de cuya vinculación a la masonería no hay duda, hizo su entrada triunfal en Roma el día y a la hora en que le habían calculado que Sirius iba a estar justo entre el Sol y el Medio Cielo, óptima posición para recibir honores y distinciones.
El regente del Ascendente en Libra, Venus, está en 24º52’ Leo y conjunto a la estrella Régulus (que en esa época estaba cercana a 27º Leo) en la casa 11, lo que es otro indicio de gloria y honores.
El 1 de marzo de 1896 las tropas coloniales italianas son derrotadas estrepitosamente por los abisinios en Adwa, lo que provoca la caída del gobierno del imperialista Crispi. Neptuno transitaba sobre el Lilith natal en la casa 9 en Géminis, recibiendo un trígono de Mercurio el regente de la casa, mientras el Mercurio natal recibe la cuadratura de Lilith. Saturno y Urano desde Escorpio hacen oposición al Plutón natal en la casa 8 en Tauro. Es un desastre sin paliativos infligido inesperadamente a las aspiraciones italianas de crear un imperio en Ultramar.   



El 23 de mayo de 1915 Italia entra en la I Guerra Mundial en favor de los aliados. Plutón y Saturno desde los primeros grados de Cáncer transitan sobre el Mercurio natal, Urano hace trígono al Lilith natal, presagios de las graves pérdidas que sufrirá Italia en la guerra.



El 3 de noviembre de 1918 el Imperio Austro-Húngaro, derrotado en Vittorio Veneto por las tropas italianas, se ve obligado a rendirse. Júpiter está justo en el Medio Cielo en Cáncer, como corresponde a una gran victoria.  Plutón se opone al Saturno y Luna natales. Saturno en Leo y Urano en Acuario forman una oposición que afecta directamente al Venus natal.


El 28 de octubre de 1922 los camisas negras ocupan Roma y el rey encarga a Mussolini formar gobierno. Plutón está sobre la conjunción natal del Sol y Júpiter en Cáncer opuesto a la Luna natal (que representa al pueblo) en Capricornio, recibiendo el apoyo de Urano con un trígono desde Piscis. Saturno está sobre el Ascendente acompañado de Mercurio, haciendo trígono a Lilith natal. Lilith se opone al Marte natal. Es el momento álgido de una crisis tremenda señalada por el tránsito de Plutón por Cáncer.


El 11 de febrero de 1929 Mussolini firma con la Santa Sede el tratado de Letrán, por el que Italia reconoce al Vaticano como estado independiente, lo que supone el fin de la “cuestión romana” que había marcado el nacimiento del estado italiano y su reconciliación con la iglesia católica. Plutón está sobre el Medio Cielo, y Urano y Venus desde Aries activan esa  T formada por El Sol y Júpiter en Cáncer, Saturno y la Luna en Capricornio, y Marte en Libra.


Italia entra en la II Guerra Mundial en favor de Alemania el 10 de junio de 1940. Saturno está en la cúspide de la casa 8, mientras que sobre el Medio Cielo transitan Marte, Quirón y Venus, y Urano desde 24ºTauro 8 (junto a Algol) hace cuadratura al Venus natal. En febrero de 1941, coincidiendo con humillantes derrotas en Grecia, Egipto y Etiopía, Júpiter y Saturno harían conjunción sobre la cúspide de la casa 8.


El 25 de abril de 1945 es declarada la liberación de Italia, siendo Mussolini capturado y ejecutado 3 días después el 28 de abril. Desde entonces la fecha del 25 de abril se celebra en Italia como el “día de la liberación”. Saturno y Neptuno están en cuadratura y activan la T natal de Italia formada por El Sol y Júpiter en Cáncer, Saturno y la Luna en Capricornio, y Marte en Libra. Saturno está próximo al punto donde estuvo Plutón en 1922 cuando ascendió Mussolini al Poder, sobre el Sol y Júpiter natal en Cáncer, que alcanzaría al mes siguiente. Urano en la cúspide de la casa 9, haciendo trígono al Ascendente, indica el fin de la Italia imperial.


El 2 de junio de 1946 es rechazada en referéndum la monarquía y obligados a exiliarse el recién abdicado rey Vittorio Emmanuelle III y su hijo Humberto II de Saboya, llamado “el rey de mayo” porque su reinado solo duró un mes. El 2 de junio es desde entonces el “día de la República”, la otra fiesta nacional. Saturno transitando la casa 10 ha llegado a hacer conjunción al Urano natal y cuadratura al Neptuno natal; un stellium formado por Urano, el Sol y Mercurio transita sobre el Lilith natal haciendo trígono al Ascendente natal; Júpiter está en la casa 1 cerca del Ascendente natal en Libra en trígono con Urano, marcando ese trígono de Júpiter y Urano el renacimiento de la nación. Saturno y Neptuno están en recepción mutua, porque cada uno transita haciendo cuadratura sobre el lugar natal del otro, lo que indica polarización ideológica extrema en la sociedad. Llama la atención que tanto en 1871 como en 1946 la Luna y Saturno estaban en conjunción, lo que sería una constante italiana: grandes masas de la población controladas de forma paternal por la Iglesia católica, a la que yo asigno en este caso un rol saturnino; o dicho de otra forma: en el fondo Italia es güelfa.  


Sin que ninguna fecha histórica concreta marque una carta de tránsitos decisiva, los años 50, la época del “milagro italiano” en que el país se desarrolla y participa en la fundación de la CEE, viene marcada por el tránsito de Urano por la casa 10 y la oposición de Neptuno al Neptuno natal desde la casa 1 en Libra.
Los años 70 y principios de los 80, los “años de plomo”, vienen señalados por el tránsito primero de Urano, y luego de Plutón, por el Ascendente y la casa 1 en Libra extendida a Escorpio. El 12 de diciembre de 1969 tiene lugar la masacre de Piazza Fontana en Milán, atribuido a la organización neofascista Ordine Nuovo, pero con oscuras implicaciones de servicios secretos nunca esclarecidas. Urano en la casa 12 transita sobre el Marte natal activando la cruz cósmica formada por El Sol y Júpiter en Cáncer, Saturno y la Luna en Capricornio, Marte en Libra y Quirón en Aries. El detonador es Mercurio transitando al Saturno natal, pero tienen su parte Lilith en la casa 10 que acaba de transitar sobre el Urano natal, y el Sol y Venus en oposición a la Lilith natal.


El 16 de marzo de 1978 es secuestrado en Roma el presidente del gobierno Aldo Moro, y asesinados los miembros de su escolta, por la organización ultraizquierdista Brigate Rosse. Plutón sobre el Ascendente en Libra, Lilith sobre la casa 9 en Cáncer y Mercurio y Venus cerca del Descendente en Aries activan otra vez la cruz cósmica formada por El Sol y Júpiter en Cáncer, Saturno y la Luna en Capricornio, Marte en Libra y Quirón en Aries. El asesinato se produce el 9 de mayo, cuando la Luna y Venus (regente de la casa 8) transitan sobre la Lilith natal.


El 2 de agosto de 1980 mueren 85 personas en un atentado en la estación central de Bolonia, atribuido a Ordine Nuovo. A Plutón en la casa 1 se unen Marte y Lilith en conjunción exacta sobre el Ascendente en Libra.


Los años 1992 y 1993 están marcados por la crisis general del sistema político en Italia debida al escándalo causado por la corrupción de los partidos tradicionales, puesta de manifiesto por el proceso judicial denominado “operación Manos Limpias” llevado a cabo por  el fiscal Antonio di Pietro. Desaparecen la Democracia Cristiana y el Partido Socialista, surgen Forza Italia de Silvio Berlusconi, la Liga Norte y L’Olivo. Júpiter transita por el Ascendente y la casa 1 en Libra, y Urano y Neptuno forman una conjunción sobre la cúspide de la casa 4 opuesta al Medio Cielo. El 30 de abril de 1993, día de la histórica y multitudinaria protesta que obliga al presidente de la república Scalfaro a dejar sin firmar un decreto-ley del gobierno que despenalizaba la financiación ilegal de forma retroactiva, Júpiter retrógrado estaba sobre el Marte natal activando la consabida cruz cósmica natal, y Marte por la casa 10 transitaba sobre el Urano natal.


Desde finales de 2008 la economía mundial entra en recesión general, lo que en el caso de Italia se refleja en el tránsito de Plutón por su casa 3 (el comercio) opuesta al Mercurio natal. El 12 de noviembre de 2011 dimite Silvio Berlusconi como presidente del gobierno tras aprobar el parlamento unos presupuestos que incluían recortes exigidos por la UE que él se negaba a aplicar, aparte de estar acosado por diversos escándalos. Plutón en Capricornio transita sobre el Saturno natal opuesto a la conjunción natal del Sol y Júpiter, mientras Urano hace cuadratura desde Aries y Saturno transita la casa primera opuesto al Neptuno natal.


Actualmente Italia está en una encrucijada histórica, comparable a la de 1993 o incluso a la de 1946. El referéndum del pasado 6 de diciembre de 2016 en que fue rechazada la reforma constitucional propuesta por el dimitido presidente Renzi (quien por cierto ascendió al gobierno con la cruz cósmica de 2014) coincide con Plutón en la cúspide de la casa 4, en el punto opuesto a donde estaba en 1929. Júpiter está en la casa 1 (igual que esas dos fechas mencionadas) opuesto a Urano en la casa 7. Neptuno hace trígono al Sol y a Júpiter, lo que augura que esta vez los cambios serán menos traumáticos que en 1946, en que hacía cuadratura.


Todos los años hasta 2020, en que Júpiter y Saturno se unirán a Plutón en Capricornio, serán decisivos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario